28/1/14

La autopista de la hormiga



Sin dudarlo, sin pensarlo demasiado,
En un túnel a la profundidad, donde unos van y otros vienen,
decido entrar.
Allí cualquiera sea su color, 
todo sirve, Ya sea hoja, tallo o flor.
Todo es fruto, no hay abusos, no se los distingue por chino o por rusos. 
Lo mío es tuyo.

Hasta las más pequeñas quieren colaborar.

Una escuadrilla de búsqueda 
no se saltea las letras minúsculas;
Si el espacio es estrecho, 
de a una a la vez. 

Pase usted... No! después de usted..

No hay tempestad, porque hay solidaridad.
No hay oprimidos, porque comparten un mismo objetivo.
Vos ya sabes y vas al revés
Te gusta jugar al estrés, donde quiera que estés.

A simple vista no se ve el egoísmo, 
Nadie piensa en si mismo.
Pues sólo faltaría uno,
Y su virus,  su virus, se esparcirá.
Con sólo uno. 

Uno es propenso a eso.

Hay temperamentos más fuertes,
Caracteres más formados,
Será que están bien informados?

Aquí hablar con claridad, es sinónimo de caridad.
De majestad. Admiración, placer y arquetipo al cual querer parecer.

Aquí no hay comida amiguito....
 sólo son mis pantaletas.

Y no faltan quienes quieren completar la hazaña,
o aquel limpiador del camino.
Alguien lo a aplaudido como es merecido?

Pues con estorbos no puedo mirar cuando doblo.

Una tormenta de arena del desierto,
Aquí, en tu habitación.
¿Y las paredes que cuentan tus anécdotas? ¿Qué dirán?

Conduciré por esta autopista subterránea,
cuya esfinge es la comunidad y me dejaré llevar,
para ver para dónde van.

x imagocampbells