23/2/12

Sustantivo abstracto



Porque llega el momento de todo pato,  en el que le toca ser ñato.

Superando las connotaciones y limitaciones sociales,
rompiendo las cáscaras de los huevos sin clara ni yema,
liberando la culpa y las penas.

El abismo del infinito nos invita a aferrarnos a la realidad,
unos cuantos mandalas y ya está.
Cambiar para no cambiar.

Una responsabilidad que controle  tu inmensidad,
una rutina que te aglutina y una nueva marquesina
en la puerta de tu oficina.

Dame tu mano.  

Es de noche y puedo ver.
Desatornillemos juntos la sobredeterminación.
La luz de la luna y el sol, 
un cable al aire a la relación. 

Ni en el primer, ni en el tercer mundo. 
En el segundo.
Si te doy el trigo y vos me vendes el pan,
no hay Pangea social.

Amanece, amanezco:

Unos cuantos viajantes se me hacen semejantes,
tal vez por parecerse a mis semblantes. 
Pues no lo sé, lo averiguaré.




x Imago'campbells

No hay comentarios:

Publicar un comentario