1/8/11

Ruido del hombre


En una escultura de humanidad.
Allí donde no no llega el hombre
se esconde bajo una mascara
de diamantes, una inmensidad
cuya perfección incognoscible
hace al mundo irreconocible.

Porque cuando ya no hay palabras
y quien habla es el silencio
el todo como inmensidad,
refleja la vida desde el arrecife de coral.

En un mundo sensible, incomprensible
cuya incomparable grandeza
vertida en la olla de la humanidad
sin palabras, simplemente da.

Desde la mirada, un sin fin de material en bruto,
sin procesar. Verdaderamente real.

En un mundo difícil de atrapar.
la humanidad que se arrepiente de haber estado ahí,
donde de no hay miedo, debajo de la mesa.

Simplemente lo apuntaba un cañón en la cabeza


Humanismo y humanidad encontradoas
Una niña y un niño tomados de las manos...
Sincretismo y mismisidad
eufemismo y hermandad
Encuentros fortuitos y precocidad.

Bienvenidos una vez más
que más da si le ponemos un poco mas se agua
y  un poco menos de fertilizante.



x Imagocampbells

No hay comentarios:

Publicar un comentario